Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor

Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor

Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor es un breve artículo que destaca 20 puntos o elementos ciertos acerca del regreso del Señor.

Veinte hechos destacados enseñados en el Nuevo Testamento sobre el regreso del Señor

por A. C. Gaebelein (1861-1945)

Tabla de Contenido de Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor

Tabla de Contenido [Ocultar]

1 Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor1.1 1. El Nuevo Testamento no enseña que el don del Espíritu Santo en el día de Pentecostés sea la segunda venida de Cristo.
1.2 2. Tampoco el Nuevo Testamento enseña que la Destrucción de Jerusalén es el prometido regreso de Cristo.
1.3 3. Cristo no regresa cuando el creyente muere.
1.4 4. Su regreso es un regreso personal.
1.5 5. Será un retorno visible.
1.6 6. Su regreso será con gran poder y gloria.
1.7 7. Los Ángeles de Dios lo acompañarán en Su regreso.
1.8 8. Él traerá consigo a todos sus santos, los redimidos de ambos testamentos.
1.9 9. Su regreso será repentino, como un relámpago y como un ladrón.
1.10 10. La era actual permanece sin cambios hasta que Él regrese.
1.11 11. Su regreso es precedido por la apostasía.
1.12 12. Su regreso está precedido por la manifestación del Anticristo personal final, el hombre de pecado y el hijo de perdición.
1.13 13. Su regreso es precedido por la brotación de la higuera y un testimonio final a las naciones del mundo (Mateo 24:14 y 32, 33).
1.14 14. Su regreso es precedido por la gran tribulación y seguido por el juicio de las naciones.
1.15 15. El Nuevo Testamento revela su venida como una esperanza bienaventurada desconocida en épocas pasadas.
1.16 16. La venida del Señor por Sus santos tiene lugar antes del fin de la era, antes de la gran apostasía final, antes de la gran tribulación y antes de la manifestación del hombre de pecado.
1.17 17. Todos los verdaderos creyentes serán tomados cuando el Señor venga.
1.18 18. Su venida por los santos significará una bendita reunión con nuestros seres queridos, que ya se han ido antes, y con todos los santos.
1.19 19. El Nuevo Testamento enseña que habrá un tribunal de Cristo.
1.20 20. Con Su venida, la Iglesia será glorificada y compartirá con Él Su gloria y Su reino.

Extracto 1 del artículo

Arno C. Gaebelein En nuestro examen de la enseñanza del Nuevo Testamento sobre el regreso del Señor Jesucristo, hemos descubierto la gran prominencia de esta doctrina. El Señor Jesucristo habló con frecuencia de Su segunda venida. Se lo anunció a sus discípulos. Les dio proféticamente el programa del fin de los tiempos. Habló de su regreso en diferentes parábolas. En su discurso de despedida, dio la promesa de la esperanza bienaventurada a sus once seguidores, los apóstoles. Incluso en presencia de sus acusadores, mencionó su regreso en las nubes del cielo. En Su ascensión, los dos visitantes celestiales volvieron a declarar Su regreso de la misma manera que Él ascendió al cielo. Hemos aprendido que Pedro lo predicó en su segundo discurso en el libro de los Hechos, y que la predicación y la enseñanza apostólica no descuidaron este gran tema; ocupaba un lugar importante en su ministerio y era la esperanza y el consuelo de la Iglesia primitiva.

Además, el testimonio de los grandes documentos del cristianismo, las Epístolas, enseñan que Su regreso es la meta de la redención. Algunas de las doctrinas más vitales de la fe están vinculadas a esta verdad, que Cristo regresará. Hemos visto que la resurrección de los que murieron en Cristo, nuestra unión con ellos, las recompensas por el servicio fiel, las coronas prometidas y también las bendiciones prometidas para la tierra dependen, además de mucho más, por completo de Su regreso. Si no hay una segunda venida de Cristo, toda la verdad del cristianismo se derrumba. Luego aprendimos del último libro de la Biblia, el Apocalipsis, la piedra angular adecuada de toda la Palabra de Dios, la última palabra sobre Su regreso. Aquí se repiten las revelaciones del Antiguo y Nuevo Testamento sobre este evento, lo que precede y lo que sigue a Su regreso.

Extracto 2 del Artículo

17. Todos los verdaderos creyentes serán tomados cuando el Señor venga.

Algunos enseñan que solo una cierta clase de creyentes participará en el glorioso rapto. Según algunos, sólo aquellos que se encontrarán con el Señor creerán en su venida; Las sectas de la santidad afirman que uno debe haber tenido una experiencia “más profunda” para ser apto para Su venida. Otros hacen de la “curación divina” la prueba, o el engaño del “don de la lengua”, o alguna otra cosa. Todas estas teorías no se encuentran en las Escrituras. Todo hijo de Dios, no importa cuán ignorante, cuán débil en sí mismo, cuán imperfecto en caminar y en servicio, es sin embargo un hijo de Dios y como tal pertenece a la casa del Padre. Todo verdadero creyente, independientemente de su experiencia, ya sea “profunda” o “superficial”, independientemente de sus logros, es por gracia un miembro del cuerpo de Cristo, la Iglesia. Ningún miembro de ese cuerpo quedará atrás cuando Él venga por Sus santos, porque ese cuerpo será presentado como un cuerpo completo en Su presencia. No hay tal cosa enseñada en el Nuevo Testamento como un “rapto por partes”, como afirman ciertos maestros de la Biblia ingleses y estadounidenses, para confusión de creyentes simples y jóvenes.

18. Su venida por los santos significará una bendita reunión con nuestros seres queridos, que ya se han ido antes, y con todos los santos.

Por eso se le llama “la esperanza consoladora”. Aparte de la venida del Señor por Sus santos, no hay ningún rayo de esperanza en las Escrituras de encontrarnos de nuevo con nuestros difuntos. Pero cuando Él venga por Sus santos, los que murieron en Cristo serán resucitados en incorrupción; nosotros, los vivos, seremos transformados. Todo se llevará a cabo por el gran poder de Dios, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos. Junto con ellos, seremos arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire.

19. El Nuevo Testamento enseña que habrá un tribunal de Cristo.

Allí se sacarán a la luz las cosas ocultas de nuestra vida en cuanto al servicio, la vida cristiana, el sacrificio y el sufrimiento cristianos. Se otorgarán recompensas y coronas a los fieles. Otros se avergonzarán ante Él en Su presencia y no tendrán corona, aunque serán salvos como por fuego. Entonces el apóstol Pablo y todos los apóstoles y mártires recibirán sus coronas en ese día (2 Tim. 4: 8). La esperanza bienaventurada se convierte, por tanto, en un gran incentivo para una vida santa y un servicio incansable y abnegado.

20. Con Su venida, la Iglesia será glorificada y compartirá con Él Su gloria y Su reino.

Se presentará la Iglesia a Sí mismo “una iglesia gloriosa, que no tiene mancha, ni arruga, ni cosa semejante, sino que sea santa y sin mancha” (Efesios 5:27). Cada creyente individual lo verá como Él es y será como Él. Todo creyente recibirá un cuerpo eterno, como su propio cuerpo glorioso. Su oración es contestada: “Padre, quiero que donde yo estoy, también ellos, que me has dado, estén conmigo, para que vean mi gloria”. Su gloria será nuestra gloria. Con Él seremos sacerdotes y reyes, y reinaremos con Él durante mil años en Su Reino sobre la tierra. Con Él, la Iglesia juzgará al mundo y juzgará a los Ángeles.

Gaebelein 20 hechos del Regreso del Señor

Más Módulos sobre la Escatalogia

Gaebelein 20 Hechos Sobre El Regreso De Cristo Gbk
Gaebelein 20 Hechos Sobre El Regreso De Cristo Gbk
Gaebelein-20-hechos-sobre-el-Regreso-de-Cristo.gbk_.twm
76.8 KB
5 Downloads
Details

Controlando tu Ira


(haz clic en la imagen)
Este libro es para ayudar a los hermanos con su ira. A la verdad, Dios no está en el enojarse y ventilarse atacando a otra gente. Dios quiere que mantenemos control. Cuando uno debe enojarse (contra pecado y falsa doctrina) casi nunca hacemos esto. Cuando no debemos hacerlo, esto es cuando lo hacemos. Por ejemplo Jesús ni se enojó con la tortura que le hicieron ni abrió su boca. Este libro va a pasar por unos principios útiles para controlarse cuando uno se enoja.

Tabla de Contenido

Introducción
Capítulo 1 ¿Qué es el pecado del enojo?
¡Qué es la definición del “enojo”? El mero pecado del enojo y sus amigos. Diferentes Grados de enojo. El coraje, el rencor y la guerra del silencio. Provocación a otros a la ira.

Capítulo 2 ¿Cuándo no es pecado el enojarse?
El airarse bíblico. Cuando Jesús se enojo con ira santa. Ejemplos de Moisés y Nehemías.

Capítulo 3 ¿Cómo nos afecta el enojo?
El enojo produce conflicto, contención y problemas. Es un lazo para nuestra alma. Nos identificamos como necios y no como sabios. El enojo y la ira es lo que los inconversos hacen libremente, no es lo que hace un hijo de Dios normalmente.

Capítulo 4 ¿Cómo dominamos y controlamos nuestro enojo?
Sumisión a la voluntad de Dios para tu vida. Buscar la templanza, no el desenfreno carnal. Busca paz, no contención. Haz el bien, y no el mal.

Capítulo 5. El amor como el cimiento para la salvación.
El Carácter de Dios: Dios es Amor. Somos salvos por el amor de Dios. El salvo es un imitador de Dios. “Dios es amor” 1 Juan 4:8 El amor es lo opuesto a ser extraño y agresivo. “El amor es de Dios” 1ª Juan 4:7 ¿Por qué amamos? (Buscamos el amor) Es el primer mandamiento. Es el segundo mandamiento. Amamos porque Dios nos ama. Los cristianos llevan el amor como identificación de quien es salvo. Todos los salvos aman a los hermanos. El no amar es aborrecer, es la conducta de un inconverso.

Capítulo 6. El perdón está en contra de la venganza.
Perdonado como nosotros perdonamos ¿Qué es el “perdón? ¿Qué es la misericordia? El perdón y la misericordia son parte del carácter de Dios El perdón es un concepto clave en la salvación. ¿Por qué me es importante el perdón? Dios promete misericordia solamente para aquellos que son misericordiosos. Dios castiga cruelmente a la persona que no tiene misericordia. El perdón de Dios es un requisito para obtener la salvación. Debemos amar a quien nos perdona. ¿Cómo puedo perdonar a otros? Debemos recordar el perdón que Dios nos dio a nosotros. No llevar cuentas con la gente. Debemos entregar todo a Dios y no tomar las cosas tan a pecho. El cristiano debe dejar toda venganza en las manos de Dios. No busques juzgar a otros, sino ten compasión de ellos. Los Cristianos debemos buscar la paz y no contiendas. La regla de oro es nuestra guía. Una lista de sugerencias. Conclusión

Ver la página de descargar

Author: Pastor David Cox

Leave a Reply