Pearlman Teología Sistemática

Teología de Dios por Myer Pearlman es un obra de cuatro capítulos del teólogo metodista Myers Pearlman. Habla de Dios, su existencia, Naturaleza, atributos, y trinidad.

Vivimos en un universo cuya inmensidad presupone un poderoso hacedor, y cuya belleza, designio y orden señala la presencia de un sabio Legislador. Pero ¿Quién hizo al hacedor? Podemos remontarnos en el tiempo, pasando del efecto a la causa, pero no podemos continuar retrocediendo para siempre sin admitir un ser eterno. Ese ser eterno es Dios, la causa y manantial de todo lo bueno que excite.

Capítulos en La Teología de Dios Pearlman

1. La Existencia de Dios.
2. La Naturaleza de Dios.
3. Los Atributos de Dios.
4. La Trinidad de Dios.

Descarga:

Extracto de la obra Pearlman Teología Sistemática

3.2. Atributos activos. (Dios y el universo.)

3.2.1. Omnipotencia

La omnipotencia de Dios significa dos cosas: (1) Su libertad y poder para hacer todo lo que es consecuente con su naturaleza. “Porque nada hay imposible para Dios.” Naturalmente que esto no significa que puede hacer o ara cosa alguna contraria a su propia naturaleza, por ejemplo, mentir o robar; o que hara una cosa absurda o contradictoria o antinómica, como por ejemplo un circulo triangular o agua seca. (2) Su control y soberanía sobre todo lo hecho o que puede ser hecho. Pero si eso es así, ¿por que se practica el mal en el mundo? Porque Dios ha dotado al hombre de un libro albedrío, que El no violara. Por lo tanto permite acciones malvadas, pero con un propósito sabio, y con el objeto o perspectiva de vencer finalmente al mal. Solo Dios es todopoderoso, y ni aun Satanás puede hacer nada sin su consentimiento. Lea Job, capítulos 1 y 2.Toda la vida es sostenida de Dios (Hebreos 1:3; Hechos 17:25, 28; Daniel 5:23); la existencia del hombre es como las notas de un órgano, que duran mientras los dedos de Dios están en el teclado. Por lo tanto, toda vez que una persona peca, esta empleando el propio poder del Creador para afrontarlo. (Cf. Génesis 1:1; 17:1; 18: 14; Éxodo 15:7; Deuteronomio 3:24; 32:39;1 Crónicas 16:25; Job 42:2; Isaías 40:12-15; Jeremías 32:17; Ezequiel 10:5;Daniel 3:17; 4:35; Amos 4:13; 5:8; Zacarias 12:1; Mateo 19:26; Apocalipsis 15:3; 19:6.)

3.2.2. Omnipresente.

¿Que diferencia hay entre inmensidad y omnipresencia? Inmensidad es la presencia de Dios con relación al espacio, mientras que omnipresencia es su presencia vista con relación a sus criaturas. Esta presente entre sus criaturas o seres en las maneras siguientes: (1) Gloriosa, entre las huestes que lo adoran en el cielo (Isaías 6:1-3). (2) Eficaz, en el orden natural (Nahum 1:3). (3) Providencial, en los asuntos del hombre (Salmo 68:7-8). (4) Atenta, para los que le buscan (Mateo 18:19,20; Hechos 17:27). (5) Judiciaria, para la conciencia de los malvados (Génesis 3:8; Salmo 68:1,2). El hombre no puede esperar encontrar un rincón en el universo, donde puede escapar la ley de su Hacedor. “Si Dios esta en todas partes, tiene que estar también en el infierno”, manifestó cierto día un ciudadano chino a un creyente de la misma nacionalidad. “Su ira esta en el infierno”, fue la rápida respuesta. Se nos dice que cierto día un ateo escribió lo siguiente: “Dios no esta aquí.” Su hijita, que estaba aprendiendo las primeras letras leyó: “Dios nuestro aquí.” Ello lo convenció de su error. Le hizo comprender su pecado. (6) Corporal, en el Hijo (Colosenses 2:9). “Dios con nosotros.” (7) Mística, en la iglesia (Efesios 2:12-22). (8) Oficial, con sus obreros (Mateo 28:19, 20).Aunque Dios esta en todas partes, no significa que habite en todas partes. Solo cuando entra en relación directa con un grupo o con una persona, se dice que habita o vive en ellos. (Cf. Génesis 28:15,16; Deuteronomio 4:39; Josue 2:11; Salmo 139:710; Proverbios 15:3,11; Isaías 66:1; Jeremiah 23:23-24; Amos 9:2,6; Hechos 7:48,49; Efesios 1:23.)

3.2.3 Omnisciencia.

El conocimiento de Dios es perfecto, no tiene que razonar o reflexionar, o descubrir cosas, o aprender gradualmente, puesto que su conocimiento; con respecto al pasado, presente y futuro son instantáneos.

Gran consuelo proporciona estudiar este atributo. En todas las pruebas de la vida, el creyente puede estar seguro de que “vuestro Padre sabe” (Mateo 6:8) La siguiente dificultad se les presenta a algunos: puesto que Dios sabe todas las cosas, sabe quien se perderá; por lo tanto, ¿c6mo puede una persona evitar perderse? Pero el que Dios sepa de antemano de que manera empleara una persona su libre albedrio no significa que influirá en la elección de este. Dios prevé el futuro, pero no lo fija o determina para el hombre. (Cf. Génesis 18:18,19; 2 Reyes 8:10,13; 1 Crónicas 28:9; Salmo 94:9; 139:1-16; 147:4,5;Proverbios 15:3; Isaías 29:15,16; 40:28; Jeremías 1:4,5; Ezequiel 11:5;Daniel 2:22-28; Amos 4:13; Lucas 16:15; Hechos 15:8,18; Romanes 8:27,29;1 Corintios 3:20; 2 Timoteo 2:19; Hebreos 4:13; 1 Pedro 1:2; 1 Juan 3:20.)

3.2.4 Sabiduría.

La sabiduría de Dios es una combinación de su omnisciancia y omnipotencia. Tiene poder para aplicar sus conocimientos de manera que los propósitos mejores sean realizados o cumplidos por los mejores medios posibles. Dios hace siempre lo que corresponde, de la manera correcta, en el momento oportuno, en las Sagradas Escrituras se dice del Señor: “Bien lo ha hecho todo.”Cuando Dios diseña todas las cosas y gobierna el curso de los acontecimientos a fin de que se cumplan sus buenos propósitos, llamamos a ello Providencia. La providencia general de Dios esta relacionada con el gobierno del universo en general; su providencia particular tiene que ver con los detalles de la vida del hombre. (Cf. Salmo 104:24; Proverbios 3:19; Jeremías 10:12; Daniel 2:20,21; Romanos 11: 33; 1 Corintios 1:24, 25,30; 2:6,7; Efesios 3:10; Colosenses 2:2, 3.)

3.2.5. Soberanía

Dios tiene absoluto derecho de gobernar, y disponer de sus criaturas según su voluntad. (Cf. Daniel 4:35; Mateo 20:15; Romanos 9:21.) Posee este derecho en virtud de su infinita superioridad, de su propiedad absoluta de todo, y de la absoluta dependencia que todas las cosas tienen de el para su continuación. Por lo tanto, no es solo necio sino también malvado criticar su conducta. El señor D. S. Clarke nos dice lo siguiente:La doctrina de la soberanía de Dios es muy provechosa y estimulante. Si se nos diera a elegir, ¿que elegiríamos: ser gobernados por el destino ciego, o la suerte caprichosa, o la ley natural irrevocable, o nuestro criterio miope y pervertido, o por un Dios infinitamente sabio, santo, amoroso y poderoso? El que rechaza la soberanía de Dios, puede elegir entre lo que queda.

¡No invites demonios a tu vida!


En este folleto, examinamos un poco de la influencia de tinieblas que permitimos entrar en nuestras vidas, y como debemos bloquearla.

TEMAS: No todo es un demonio | La posesión contra la influencia | Perder control de Sí | Los vicios | Las Prácticas y Poisiciones Extremas | Otras Calidades | La Música del Mundo

Haz clic aquí para ver el folleto.

Author: Pastor David Cox

Leave a Reply