Dagg El advenimiento personal de Cristo

Dagg El advenimiento personal de Cristo es una obra de 1 capítulo por Bautista J.L. Dagg

Contenido de Dagg El advenimiento personal de Cristo

Este es un artículo de 3,394 palabras en español. Yo, David Cox, traduje esta obra desde el inglés al español.

Porción desde el Artículo

El advenimiento personal de Cristo
por Charles Hodge

Se admite que las palabras “la venida del Señor” se usan a menudo en las Escrituras para cualquier señal de manifestación de su presencia, ya sea para juicio o para misericordia. Cuando Jesús prometió manifestarse a sus discípulos, “Dícele Judas, no Iscariote: Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: Si un hombre me ama él guardará mis palabras, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él”. (Juan 14:22, 23.)

Hay una venida de Cristo, verdadera y real, que no es externa ni visible. Así también en la epístola a la Iglesia de Pérgamo se dice: “Arrepiéntete, o vendré a ti pronto”. (Ap. 2:16). Esta forma de expresión se usa con frecuencia en la Biblia. Hay, por tanto, muchos comentaristas que explican todo lo dicho en el Nuevo Testamento de la segunda venida de Cristo, de la manifestación espiritual de su poder. Así, el Sr. Alger, para citar un solo ejemplo de esta escuela, dice: “Los hebreos llamaban a cualquier manifestación señalada de poder, especialmente a cualquier terrible calamidad, una venida del Señor.

Era una venida de Jehová cuando su venganza esparció el tierra con los cadáveres de las huestes de Senaquerib, cuando su tormenta arrasó a Jerusalén como con fuego, y llevó a Israel a la esclavitud, cuando su espada descendió sobre Idumea y fue bañada en sangre sobre Edom. ‘El día del Señor’ es otro término de precisamente significado similar. Aparece en el Antiguo Testamento unas quince veces.

En cada caso, significa alguna poderosa manifestación del poder de Dios en la calamidad.

Estas ocasiones se describen con las figuras retóricas más asombrosas”. cree que los evangelistas y los primeros cristianos entendieron el lenguaje de Cristo en referencia a su segunda venida, como predicciones de un advenimiento personal y visible, conectado con una resurrección y un juicio general, pero duda más que ese fue el significado de Cristo mismo .

(1.) Porque no dice nada de una resurrección de los muertos. (2.) Las cifras que Él usa son precisamente las que los profetas judíos emplearon al predecir “grandes y señalados eventos en la tierra”. (3.) Porque Él “fijó la fecha de los eventos a los que se refirió dentro de esa generación”.
Él piensa que Cristo tenía la intención de enseñar que sus “verdades prevalecerán y serán consideradas como el criterio del juicio divino. Según ellas”, entiende que Cristo dijo, “todos los justos serán distinguidos como mis súbditos, y todos los inicuos”. será separado de mi reino. Algunos de los que están aquí no gustarán la muerte hasta que todas estas cosas se cumplan. Entonces se verá que yo soy el Mesías, y que por los principios eternos de la verdad que he proclamado me sentaré sobre un trono de gloria, no literalmente, en persona, como pensabais, bendiciendo a los judíos y maldiciendo a los gentiles, sino espiritualmente, en la verdad, dando gozo a los buenos y aflicción a los malos, según sus merecimientos.”

Algo es admitir que los Apóstoles y los primeros cristianos creían en el advenimiento personal de Cristo. Lo que los Apóstoles creían estamos obligados a creer; porque San Juan dijo: “El que conoce a Dios, nos oye”. Que el Nuevo Testamento sí enseña una segunda aparición visible y gloriosa del Hijo de Dios, es claro: —

1. De la analogía entre la primera y la segunda venida. Los judíos racionalistas habrían tenido precisamente las mismas razones para creer en una venida más espiritual del Mesías que los racionalistas modernos para decir que su segunda venida será espiritual. El advenimiento en ambos casos se predice casi en los mismos términos. Si, por lo tanto, su primera venida fue en persona y visible, así debe ser su segunda venida. A menudo se habla de los dos advenimientos en relación, uno ilustrando al otro. El vino la primera vez como el Cordero de Dios llevando los pecados del mundo; Ha de venir “la segunda vez, sin pecado, para salvación”. (Hebreos 9:28).

Dios, dijo el apóstol Pedro, “enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que Dios ha hablado por boca de todos sus santos profetas desde el principio del mundo”. (Hechos 3:20, 21.) Cristo ahora es invisible para nosotros, habiendo sido recibido arriba en el cielo. Debe permanecer así invisible, hasta que Dios lo envíe a la restitución de todas las cosas.

Dagg El advenimiento personal de Cristo

Descargar

Download “Dagg-Avento-Personal-de-Cristo.gbk_.twm”

Dagg-Avento-Personal-de-Cristo.gbk_.twm – Downloaded 23 times – 95.00 KB

Obra en PDF

Download “Dagg-Adventimiento-de-Cristo.pdf”

Dagg-Adventimiento-de-Cristo.pdf – Downloaded 22 times – 54.19 KB

Descargar en otros formatos

PDF: Dagg Advenimiento de Cristo.pdf
eSword: Dagg Advenimiento de Cristo.topx
MySword: Dagg Advenimiento de Cristo.mybible

Más Obras sobre la Segunda Venida de Cristo


CP14 Criterio para Música Cristiana por Pastor David Cox. cp14 Criterio para Música es un folleto explorando las normas cristianas para la música, música que agrada a Dios y que no agrada a Dios. Folleto PDF: cp14 Criterio para música.

Author: Pastor David Cox

Deja un comentario